miércoles, 27 de mayo de 2015

Por una Cuernavaca Sustentable

Escucha este texto

Lamentablemente recibimos terribles noticias todas las semanas. En algunas ocasiones se asoma a nuestras mentes la incredulidad sobre la veracidad de los informes oficiales. Aunque tengamos estas sospechas considero importante siempre mencionar que son sospechas y no dejarnos llevar por hacer lo mismo que criticamos: asumir por cierto falsedades. Quizá debería contarles cómo me siento ante los hechos de Tanhuato, pero pido disculpas por abordar algo más mundano y cotidiano.
En esta ocasión quiero referirme a lo que espero podamos conseguir, como ciudadanos informados, en la elección del presidente municipal de Cuernavaca. Por qué me refiero a esta ciudad, porque en mi familia decidimos vivir en esta ciudad desde hace más de 25 años y lo hemos hecho con la convicción de procurar contribuir con acciones para habitar en una ciudad sustentable. Con esto quiero resumir que deseamos habitar una ciudad en armonía con el entorno físico, con opciones para todos puedan generar riqueza y con ello bienestar social. Para ello tenemos que construir las normas que fomenten estas opciones. Con estas ideas en mente nos hemos desenvuelto en la ciudad de Cuernavaca.
Estamos en época de elecciones y los fantasmas de la irresponsabilidad de figuras públicas que se dedicaron al espectáculo deportivo y que pretenden, sin preparación alguna, conducir la ciudad. Pudiera ser ingenuidad; pero sospecho que son intereses económicos individuales para que un partido político continúe con un registro y con ello los dirigentes mantengan sus prebendas.
En todo el tiempo que he vivido en Cuernavaca, me he percatado que su comunidad es claramente participativa y está deseosa de construir verdaderamente la "ciudad de la eterna primavera". Una ciudad con transporte público de calidad, con lugares donde se pueda disfrutar de ella, limpia, con vegetación que invite a pasear por sus calles, con fuentes de trabajo de calidad, con personas tolerantes a la diversidad y muchas otras cosas más. Sin embargo, sus gobiernos no han podido articular ese deseo ciudadano. Los gobiernos anteriores, algunos con buenas voluntades, pero copados por intereses económicos han causado más problemas ambientales que resolverlos. En otros los han ahogado las deudas económicas, que dejaron sus correligionarios, y no respondieron a las inclusive magras expectativas que generaron. En otros con una corrupción galopante hermosearon algunos pocos lugares a costa del ambiente, la bancarrota y la marginación social.
Como lo hemos mencionado varias veces, la perspectiva de la sustentabilidad implica conjuntar esfuerzos de la sociedad en el largo plazo, es imposibles definir acciones solamente para los 3 años que duran los presidentes municipales. Por esta razón es importante tener el poder de convocatoria para aglutinar esfuerzos de muchos actores de la sociedad. Con la convocatoria de múltiples actores se puede vigilar, opinar y monitorizar el avance en las propuestas que hacen los candidatos.
En este sentido me llama positivamente la atención que un político con preparación desde la oposición en la legislatura estatal y con experiencia en el gobierno en aspectos de política interna haya podido aglutinar en su entorno a actores que participaron activamente en otros partidos, en otras administraciones tanto locales como estatales, para proponer una alternativa que pudiera recuperar Cuernavaca para los ciudadanos, para compartir con otros mexicanos o extranjeros la eterna primavera.
En estos años he visto como muchos actores han promovido diversas actividades con fines de promover el bienestar social, todos ellos bajo un mismo ideal: tener una ciudad sustentable. Algunos enfatizaron a Cuernavaca como una alternativa turística, otros las posibilidades de tener una ciudad caminable, muchos una ciudad segura e incluyente; en fin muchas acciones, esfuerzos, iniciativas todas ellas aglutinadas bajo una posible recuperación de Cuernavaca. Suena interesante y digna de apoyar esta propuesta.
Desde mi punto de vista, el voto informado es muy importante, más importante que dejar que otros decidan por nosotros. Para mi, claramente, nuestro voto cuenta y debemos luchar para que todos voten con información, análisis y conciencia de lo que están escogiendo para los próximos 3 años, pero que debe tener una mirada hacia un futuro lejano, al menos como la expectativa de vida de nuestros nietos.
Yo me uno a recuperar Cuernavaca.

Una versión previa de este artículo fue publicado el día 27 de Mayo en la Unión de Morelos.

5 comentarios:

  1. Caray Antonio, no dijiste nada. Aparte de "no voten por Blanco" todo lo demás es palabrería y buenas intenciones. ¿Cuál es tu valoración crítica de los otros candidatos? ¿De veras crees que tu voto cuenta? Que tu voto "cuente" no significa que vaya a ser un número de voto más "contado" a favor de políticos tradicionales. Significa que se te tendrá "en cuenta" como ciudadano. Yo pienso ir a votar y anular mi voto con unas cuantas obscenidades sobre los candidatos. No siento que ninguno de los políticos me represente, mucho menos el "no político" del C. Blanco. ¿Tienes algún argumento para convencerme de lo contrario? Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Siento como que esto ya lo viví muchas veces (cada 3 o 6 años) y siempre es lo mismo. Muchas propuestas pero nadie tiene un verdadero plan de trabajo; por ejemplo, mencionan más y mejores empleos, pero nunca dicen cómo es que se generarán si el estado, o peor aún México, no está atrayendo inversiones. Quieren construir lugares de esparcimiento pero nadie habla de cómo hacerlos sustentables o al menos sostenibles. Nos quieren bajar la luna y las estrellas para que otorguemos nuestro voto y después cobren su buen salario. Todo queda en palabrerías o "buenas intenciones" (para su bolsillo será) y seguimos como siempre con la farsa. Mi pregunta es, nosotros como ciudadanos, al saber que el gobierno hará casi nada a nuestro favor, ¿qué podemos hacer para conseguir la ciudad que queremos?

    ResponderEliminar
  3. Estimado doctor, todos queremos una mejor ciudad y mejores comunidades. Creo que los gobernadores y presidentes municipales solo administran la precariedad. Depende de la sociedad educarse y esforzarse para tener ambientes mas amables y seguros. Cada tres años vienen a pedir los votos y al dia siguiente de su "triunfo" se olvidan de las promesas. Desgraciadamente, los politicos so un reflejo veraz de la sociedad en su conjunto. Asi que que queremos excelentes servidores publicos, todos debemos participar y procurar serlo: buenos ciudadanos, responsables y no corruptos. En un futuro podriamos tener excelentes gobernantes, tipo Suiza o Noruega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, sobre todo sabiendo que los pseudo "gobernantes" salen del pueblo; aunque también sabemos que los que llegan son los familiares, amigos, etc., de alguien que está mejor posicionado en el poder. Todo esto es una corrupción increíble, lo peor es que lo sabemos y seguimos actuando igual.

      Eliminar
  4. Lo bueno de todo esto es que ya esta próximo a terminar, solo quedan unos días del estridente perifoneo diario y del desesperante parloteo de tantos candidatos y sus contlapaches en los diferentes medios. Siguen utilizando la misma estrategia de siempre, una misma mentira dicha mil veces se interpreta como si fuera una verdad. Revisé con clama y esmero mis recibos de luz, me ayude con una eficiente calculadora y... si, hay una disminución en el costo de la energía, pero ésta es de centésimas de peso por Kw, lo que en un gasto promedio medio de 300 o 400 KW por bimestre nos representa un ahorro fabuloso que no llega a un peso.

    ResponderEliminar

Tu comentario se publicará a la brevedad posible.